Cimatic

Quiero un ERP para mi empresa, pero ¿realmente es lo que necesito?

Para cualquier empresa la implementación de un software ERP debe de significar un gran momento en su historia organizacional, un punto y aparte que indique la transformación del cambio en “el trabajo” diario, ya que la forma de llevar a cabo ciertos procesos clave en la cadena de producción se modificará con el nuevo sistema ERP, en función de hacer los recursos más eficientes y factibles de mejora.

Sin embargo, para llegar a ese momento, en donde haces de tu ERP tu poderosa arma secreta, es necesario que se realice un análisis de la empresa, de esta forma se obtendrán los conocimientos que le permitirán al personal o departamento encargado determinar cuáles son las áreas de oportunidad, las carencias que se tienen, así como las fortalezas con las que se cuentan y que se pueden mejorar cuando ya se instale el ERP.

Debido a la proliferación y convergencia de avances tecnológicos, así como de la competencia empresarial a la que se enfrentan todas las empresas de cualquier ramo, ha sido necesario integrar sistemas y softwares que, más que novedosos, vayan de acuerdo a las necesidades particulares de la industria que los adopte, sólo de esta forma se puede hacer un match perfecto: Una integración entre lo que ya está dentro de la empresa y se puede mejorar y aquello que, siendo externo, puede ser de utilidad para cualquier proceso.

De acuerdo a los muchos ejemplos que podemos apreciar en la actualidad, las empresas deben de preocuparse por superarse a sí mismas cada vez más, al mismo tiempo que buscan posicionarse dentro de su nicho de mercado llegando no sólo a sus clientes, sino también a ese público objetivo que se tiene en mente, pero con el que sólo han tenido un ligero acercamiento.

Para una gran mayoría de empresas e industrias la adquisición de un ERP revoluciona tanto su desempeño diario como la percepción que otras empresas tienen al respecto de la misma. Poco a poco, el tema de los ERP ha tomado fuerza en comparación con otras herramientas de business intelligence, ya que el software ERP ha demostrado con excelentes resultados los beneficios de implementarlo.

Ahora bien ¿puede una solución de ERP funcionar adecuadamente para cualquier clase de empresa? Así como una estrategia debe de ser planeada y analizada en cuanto a su pertinencia o no dentro del sistema, ocurre lo mismo cuando se planea encontrar el ERP ideal.

Y es que sí, hay un ERP ideal para las necesidades de tu empresa, si en algún momento lo pensaste y viviste esta situación, ahora ya no tienes que conformarte con lo poco que te pueden ofrecer otras herramientas de gestión cuando puedes hacer de este cambio una revolución más que completa dentro de la misma estrategia de negocios que ya has diseñado.

Dar pasos seguros es una de las metas de toda organización privada, pues aunque constantemente el entorno se mueva y altere, si cuentan con el equipo necesario como en este caso un ERP, podrán aspirar a una estabilidad que, por lo menos, les permita responder de forma segura a los acontecimientos que fuera de ella se gestan, mientras que se crean oportunidades únicas para redefinir el potencial real que tiene la empresa.

No basta con tener la intención de llevar a tu empresa a otro nivel o con querer seguir la tendencia que otras empresas de tu mismo sector han empleado. Si deseas emplear un ERP es mejor que te asegures que éste sea el más adecuado, de otra manera podría convertirse en un dolor de cabeza en vez de una solución eficiente.

Puedes tener un primer acercamiento a la gran variedad de opciones de ERP que se encuentran en el mercado para potenciar el trabajo de tu empresa, sin embargo, de ese primer encuentro no deberás tomar ninguna decisión, no sin contar con la información que te permita conocer cuál es la mejor opción para tu organización.

Recuerda que estas herramientas pueden ser tan variadas, útiles o complejas que no es posible pretender que se use el mismo sistema ERP para todas las empresas sin que haya una discriminación, de acuerdo a ciertas características o demandas que cada empresa posea y que, por consiguiente, querrán solucionar apoyándose en el ERP que seleccionen.

Si te estás preguntando si realmente necesitas un ERP, la respuesta es “probablemente sí”, pero no podrás tomar ninguna decisión hasta que no te encargues de hacer un análisis detallado que te proporcione toda la información que te permitirá hacer una sabia elección. Recuerda que de esto dependerá en gran medida que puedas aprovechar o no las oportunidades que tu mismo mercado está dando y que, si tu no tomas, otros lo harán.

Me interesa saber más de ERP