Cimatic

La cultura organizacional y su influencia en la aplicación de un software ERP

¿Cómo determina la cultura organizacional la aplicación y uso de una herramienta tecnológica como lo es un software ERP? ¿Por qué los directivos y líderes empresariales deben de tomar en cuenta los aspectos de la relación e integración del personal con el sistema que rige las acciones del conjunto? ¿Es la cultura de una organización un factor que empuje o retrase el crecimiento de una empresa? Si alguna vez te has hecho preguntas como las anteriores, es porque has logrado reconocer que el factor humano envuelve, incluso, a los espacios y tareas más sofisticadas.

Independientemente del giro o sector al que pertenezca una organización, la cultura organizacional siempre será un tema sobre el cual se debe poner especial atención, Sobre todo si se está planeando llevar a cabo algún cambio que, por pequeño o grande que sea, siempre representa un momento de transición, un movimiento que implica la modificación de costumbres y percepciones que, en mayor o menor porcentaje facilitan o entorpecen la consolidación de sus estrategias.

En una cultura organizacional donde el ambiente y clima son propicios para la ejecución de proyectos, estrategias y acciones concretas, es factible alcanzar las metas que se proponga la empresa, ya que cuenta con la fortaleza interna que es indispensable para la ejecución de cualquier cantidad de tácticas de desarrollo como bien es la integración de un ERP.

En términos generales, cuando hablamos de dar uso a un ERP creemos que con tener la infraestructura adecuada podrá funcionar y nos brindará resultados positivos casi inmediatamente a su aplicación, sin tomar en cuenta que tanto un ERP, como cualquier otra herramienta, necesita de que exista una cohesión entre lo que se pretende alcanzar y aquellos elementos que, siendo inherentes a la organización, hacen que la labor sea de acuerdo a lo que se aspira. En cualquier núcleo social la estabilidad de las relaciones que establezcan sus miembros es parte sustancial para que, como organización que son, puedan alcanzar objetivos particulares.

Adquirir un ERP y hacer que ese ERP responda de la mejor forma, son cosas diferentes. Para la ejecución de cualquier táctica o uso de alguna herramienta siempre se necesita contar con los elementos necesarios, en este caso no sólo se precisa tener ya el ERP que, de acuerdo a las necesidades de la empresa facilite la gestión de la misma, sino que también es de prioridad que el recurso humano se encuentre bien capacitado y con una buena actitud y disposición al cambio.

Tal vez igual o más importante que una buena capacitación es tomar en cuenta que la cultura organizacional definirá el cómo se logre la integración del ERP. Pongamos un ejemplo: Una empresa automotriz ha decidido hacer un cambio e implementar un nuevo ERP. Se asesora y encuentra el software ERP que necesitaba. Lamentablemente, ni los directivos, ni los departamentos encargados se preocupan por hacerse la pregunta ¿están nuestros miembros preparados para esto?

La cultura organizacional, en algunas ocasiones, es una barrera que hace mecánica y estéril a la empresa; las costumbres, valores, liderazgos y reglas que siguen los miembros pueden ser totalmente diferentes de los que la empresa presume. No obstante, también existe el lado opuesto, uno en donde la cultura organizacional permite que la empresa avance en la construcción de una historia como organización, así sea con la implementación de un ERP, un cambio de horario, mudanza de instalaciones, etc.

A este punto, si tú estás pensando en adoptar un software ERP te recomendamos empezar con un análisis básico de ciertos aspectos acerca de la cultura organizacional, que te permitirá tener una idea general de qué tan factible será que el ERP sea aceptado o, en su caso, qué estrategia de comunicación organizacional o administrativa deberás diseñar para que ese ERP de verdad pueda ser explotado al máximo.

Con todo lo que ya hemos dicho, es muy posible que te dieras cuenta que, antes de hacerte con un ERP o antes de buscar una innovación, deberás ocuparte por conocer la “naturaleza de tu organización”, saber cuáles aspectos entorpecen tu desempeño y el de los demás y cuáles son los aspectos que, con ligeros ajustes, te llevarán a alcanzar metas de mediano, corto y largo alcance. Retomemos nuestro ejemplo, imagina que la empresa automotriz, antes de haber hecho la adquisición de su nuevo software se hubiera preocupado por analizar las fortalezas y desventajas que le ofrecía su cultura organizacional, seguramente los resultados le habrían permitido ver un panorama más amplio y completo para su plan de acción.

Lo anterior es sólo un ejemplo, empero es seguro que esta historia se ha repetido en más de una ocasión. La recomendación de los expertos en software ERP no cambia: No importa tu giro o sector, conocer la cultura organizacional es parte fundamental para la consolidación de estrategias y tácticas reales, cuyo alcance se traduzca en beneficios y crecimiento.

Me interesa saber más de ERP