Cimatic

Industria de la alimentación ¿necesita de un ERP alimentación?

La construcción de empresas y organizaciones sólidas depende de la adopción de estrategias siempre competentes, es decir, de modificaciones y actualizaciones que impulsen el desarrollo organizacional a pesar de las diferentes situaciones que se presenten en el ambiente externo. No es de extrañarse entonces que las herramientas tecnológicas, como los softwares ERP, sean cada vez más solicitadas por industrias de diversa índole, tal como ocurre con el ERP alimentos que se ha vuelto una herramienta de valiosa ayuda en la industria del mismo nombre.

Si tuviéramos que elegir a alguna de las industrias más valoradas y, en ocasiones, más exitosas del mercado, tendríamos que hacer mención de la industria de alimentos y bebidas. Y es que si lo pensamos bien, esta clase de empresas dedicadas a la producción y/o distribución de productos alimenticios satisfacen una de las necesidades más importantes del ser humano, de forma que siempre están (y estarán) en constante atención por parte de un extenso y demandante público.

Al igual que cualquier otro software ERP, el ERP alimentos aporta una gran cantidad de beneficios que pueden modificar la dirección de la empresa, es decir, orientarla hacia una posición privilegiada en comparación con su competencia. ¿Quién de los directivos o estrategas de amplia visión empresarial no estaría interesado en la optimización de los procesos de su empresa, en tener acceso libre a su información o, mejor aún, compartir los datos más importantes entre los componentes de la misma organización?

La realidad es que cualquiera de los líderes y encargados de tomar decisiones importantes dentro de la estrategia general están dispuestos a implementar estrategias y acciones dentro de su organización que les favorezcan y les permitan centralizar la economía de la empresa y si una herramienta como el ERP alimentos significa dar ese gran paso, entonces su orientación hacia ella resulta natural y comprensible.

El registro detallado y bien organizado de los procesos y actividades que se llevan a cabo dentro de las empresas ha permitido, más allá de la optimización, un mejor aprovechamiento de los recursos y el tiempo, un elemento sumamente valorado en esta industria dados los recursos con los que trabaja; por otra parte, con el uso de este ERP alimentos se puede asegurar la calidad del producto que ya de por sí está sometido a un fuerte escrutinio por parte de otras empresas, autoridades y público consumidor.

Dicho lo anterior, es posible asegurar que las empresas pertenecientes a la industria de los alimentos y bebidas han obtenido algunos de los mejores resultados al emplear un ERP como parte de sus operaciones. Mucho se ha hablado de los beneficios que un software empresarial puede ofrecer, el ERP alimentación es, probablemente, el mejor ejemplo de lo que un sistema bien estructurado y eficiente puede hacer cuando se le emplea de forma correcta y bajo una visión competitiva adecuada;  la competencia es cada vez más extensa y especializada para facilitar o dificultar, según se le conciba, la realización de más y mejores propuestas.

Automatizar muchas de las acciones de una empresa no significa que la calidad de la producción o del producto final en sí disminuya, contrario a ello, se presenta como una oportunidad para satisfacer la demanda que se vive en el mercado y que hoy en día no deja de evolucionar de acuerdo a los gustos, demandas y necesidades del público. La implementación de un ERP alimentos puede ser la diferencia entre padecer una crisis por costosos errores y mantener una buena reputación acerca de toda la labor operativa de la empresa, una imagen que innegablemente es necesaria para permanecer ya no sólo dentro del gusto del público, sino para sobrevivir en el mercado.

Saber qué productos, en qué cantidades y en qué condiciones se encuentran facilita la administración y control de calidad que tanto importa a las empresas de este rubro. Ha habido casos en los que un recurso contaminado que no se ha detectado a tiempo y ha salido a distribución, el resultado: la pérdida de credibilidad, la desconfianza general que se genera en el entorno y la re-inversión de recursos que, dependiendo de la gravedad del asunto, pueden llegar a ser cantidades exorbitantes.

En el caso de que una empresa dedicada al desarrollo de productos alimenticios esté pensando adoptar un ERP alimentación para dar el siguiente paso en su camino a la modernización, será primordial que se evalúe la viabilidad del proyecto, si se cuentan con los recursos materiales, humanos y ambientales que permitirán la adopción de este nuevo software o, en su caso, determinar cuáles de estos puntos precisan de una modificación antes de recibir al software empresarial elegido, así se asegura que la inversión pueda tener el impacto que se espera.

Un último consejo, si eres tú quien está a cargo del proyecto: No minimices los alcances que puede tener la empresa con este ERP alimentos, los resultados se verán pasado un tiempo pertinente, después de eso observarás que la optimización de tus procesos es la mejor vía para mantener la imagen que tú y tu empresa desean.

Me interesa saber más de ERP