Cimatic

ERP y su función como primer paso hacia una transformación digital

Hoy en día, lograr que nuestra empresa funcione en perfecta armonía con las herramientas digitales no es un lujo o una moda, sino una necesidad. La cantidad de información que hay que manejar y procesar para mantenerte a flote es, en la mayoría de casos, un trabajo que difícilmente se lograría solo con las manos humanas.

Es por ello que con el paso del tiempo, han surgido diferentes softwares y herramientas que se encargan de solventar y ayudar a resolver las dificultades que puedan surgir en cada área de una organización.

Y aunque se hable mucho de business intelligence, big data e incluso softwares para el manejo de recursos humanos, el primer paso alcanzar el éxito es la planeación. Esta planeación se refiere en buena parte a abarcar todas las áreas recién mencionadas desde un solo mando de control, algo que solo es posible si tenemos un ERP.

 

Por qué un ERP

Como su nombre lo indica, un ERP es un sistema de planeación de recursos empresariales, es decir, es un programa que se encarga de gestionar las operaciones internas de una empresa; desde la producción y distribución, hasta los recursos humanos.

De cierta forma, el Enterprise Resource Planning pone a tu disposición la información suficiente para que la toma de decisiones sea la más acertada y optimice el uso de recursos en la empresa.


De qué se encarga ERP

De forma general, podemos decir que las principales funciones de ERP son:

  • Automatizar los procesos de la empresa

  • Integrar diferentes bases de datos en una sola plataforma

  • Ahorrar tiempo y dinero

 

Dicho de otras forma, todo lo que antes te causaba estrés y desesperación, como los informes de producción en tu empresa, gastos y demás ya no tendrán que esperar al final de mes, ni tendrás a tus empleados corriendo para obtener la información que tarda años en salir de un software desfasado o por sus propias manos. ERP te permite tener esta información siempre al alcance de tu mano, eliminando la posibilidad de error y permitiéndote realizar cambios en tus procesos en el momento que sea necesario.

 

Después de ERP

Una vez que tienes un control total sobre los procesos internos de tu empresa, lo único que sigue es seguir escalando y para ello, no podemos perder de vista a la tecnología. La gran ventaja que representa el ERP, es que se integra perfectamente con otras herramientas de business intelligence, volviendo tu banco de información mucho más completo.

Por ejemplo, si las ventas en tu empresa dependen mucho del trato que se tenga con los clientes, un CRM vendría a complementar la información que ya tienes brindándote un registro completo de tu proceso de ventas.

Asimismo, muchas herramientas de Business Intelligence como Performance Management (PM) un software que te permite conocer el desempeño de tu equipo de trabajo y te brinda información que te permita incrementar su productividad, se vuelven un complemento de los fluidos procesos de back office que fluyen a la perfección gracias a ERP.

Recuerda que al final del día, el cambio empieza desde dentro, tener un control total sobre los procesos internos de tu empresa, es lo único que te permitirá posicionarte y liderar en un mercado tan competido como el actual.

Me interesa saber más