Cimatic

ERP: Respondiendo a las necesidades de los consumidores

Un software ERP es considerado un elemento de muy alto valor dentro de cualquier industria. Desde su aparición en el mercado, los ERP no han dejado de sorprender a quienes buscan mejorar su productividad y hacer de todos sus procesos parte de un sistema calificado y de alto rendimiento, en otras palabras, un proceso funcional y adecuado al mismo desarrollo general en el que se vive.

 

A diferencia de hace algunos años, hoy las demandas de los consumidores son cada vez más exigentes, específicas e influenciadas por los cambios que el mismo entorno atraviesa, lo anterior como consecuencia del fluyo constante de comunicación que les permite mantenerse actualizados sobre las últimas novedades. De tal forma que las empresas se ven en la necesidad de suplir esas demandas e ir más allá, es decir, superar las expectativas del cliente y las ofertas que hace su competencia. De ahí la importancia de hablar de los ERP.

 

Cualquier cambio profundo que se lleva a cabo dentro de la estructura y forma de producción de una empresa o industria en particular tendrá, en el corto o largo plazo, resultados en su producto o servicio final, lo cual por supuesto significa un impacto positivo (o tal vez negativo, dependiendo de la situación) para sus clientes.

 

Quien implementa un ERP como parte de su sistema productivo y lo explota adecuadamente podrá impactar positivamente en su público objetivo y en su entorno inmediato. A este punto, quien no esté plenamente familiarizado con el tema o que, debido al reciente desarrollo de su empresa, apenas esté considerando la posibilidad de usar un ERP podría pensar: ¿por qué una práctica interna, como lo es el uso de un software ERP, puede beneficiar a los clientes de una industria? La respuesta a esta pregunta es la base para entender por qué las empresas cada vez optan más por buscar esta clase de soluciones.

 

Aunque cada vez es más rápido y fácil acceder a información de todo género, entre ellos la correspondiente al tema de las herramientas de gestión de negocios, continúa siendo ambiguo para algunos el uso de un ERP como elemento base para la consolidación del servicio final que brindan a sus clientes. Para algunas empresas contar con una estrategia de acciones concreta y realizable suele no involucrar un software tan especializado como lo es un ERP, sin embargo, es importante reconocer que para las empresas que han dado este salto ha significado un gran avance a partir del cual han podido expandir sus empresas y los alcances que estas mismas tienen.

 

El término que nos permitirá hablar de por qué es adecuado emplear un ERP es “visión empresarial”. Debemos de ser claros, sólo aquellas empresas con un verdadero y pujante deseo por alcanzar la cima, se interesan lo suficiente para impulsar su industria, buscando dónde invertir inteligentemente para obtener resultados favorables y enriquecedores, inversiones con alto rendimiento como lo son los ERP.

 

Entonces ¿es un ERP algo que pueda interesar a mi cliente? Sí. Tengamos claro que las mejoras más significativas por las que una empresa pueda atravesar, y que al mismo tiempo impacten a su público externo, son aquellas que están directamente relacionadas con la forma de producción de una empresa. Dentro del gran abanico de posibilidades que ofrecen los ERP es seguro que cada empresa pueda encontrar aquel que parece estar “hecho a la medida”.

 

Los clientes de cualquier empresa están esperando recibir un producto y/o servicio de buena calidad y que logre satisfacer aquello que les fue “prometido”. Muy pocas veces suelen involucrarse con la forma de producción que empleen las empresas para lograr sus metas, y menos si éstas emplean un ERP determinado o no. A menos que las operaciones de una organización no correspondan con el orden de valores o pautas sociales que son indispensables, el escrutinio público comienza, fuera de lo anterior, la atención de todos los receptores gira en torno a aquello que reciben como producto o servicio final.

 

Es preocupación, entonces, de la organización la adopción de un ERP y de medidas y planes de trabajo que les permitan satisfacer los requerimientos de sus clientes, pues muchas otras empresas se preocuparán por hacerlo y por competir contra quienes, dentro de su ramo, pretendan alcanzar al mismo público. Ya habíamos dicho que cualquier medida que una empresa tome para mejorar su desempeño, sea un ERP o una política de negocios diferente, se verá reflejado en lo que pueda ofrecer a su público externo.

 

Los nuevos esquemas del desarrollo organizacional empujan a las empresas e industrias de todo el mundo a afinar sus tácticas y estrategias para permanecer dentro de la preferencia de sus clientes. Integrar un ERP es sólo una de las muchas acciones que se deben tomar en consideración para dar satisfacción al público objetivo, no obstante, a diferencia de otras herramientas contar con este software trae beneficios mucho más sólidos y sostenibles que, indistintamente del giro, todas las empresas quisieran tener.

Me interesa saber más de ERP