Cimatic

Beneficios de obtener un ERP en tiempos de crisis

Descubra los beneficios de obtener un ERP,  incluso ante panoramas intimidantes.

Una crisis, como la que actualmente enfrenta el mundo entero, no puede representar un momento estratégico para implementar cambios que redunden en una forma satisfactoria para mejorar las prácticas y el comportamiento de las personas y las empresas…¿o sí?

Los tiempos de crisis, en realidad, pueden ser tiempos de cambios en los que no sólo se reduzcan al mínimo las afectaciones que estas puedan provocar, también puede significar el momento en el que se identifiquen los campos a mejorar y los procesos a fortalecer para que la superación de la crisis implique también beneficios. 

Si bien, es natural la resistencia a hacer las cosas de manera diferente por los supuestos riesgos que esto pueda acarrear, es importante remarcar que no se puede evolucionar ni esperar algo nuevo y mejor con las prácticas de siempre que, precisamente, muestran sus fallas y debilidades en momentos como el que atraviesa la humanidad en esta época.

¿Cómo responde una empresa ante una época de crisis?

Las empresas deben tomar una situación crítica como el tiempo para plantearse las posibilidades que se le presentan y optar por lo que le pueda brindar un cambio positivo que los ayude a enfrentar la crisis y, al salir de esta, contar con ventajas frente a quienes no aprovecharon el momento para desarrollar nuevas habilidades y perfeccionar sus procesos.

En circunstancias como las que se viven en estos días, la operación de una empresa puede volverse difícil y, en el escenario más pesimista, podría salirse de control si no se toman las decisiones adecuadas. Para evitar lo anterior es necesario realizar un análisis e identificar las posibilidades para mantener las actividades y hacerlas de la forma más eficiente posible.

Una opción viable, de sencilla implementación y que ofrece múltiples ventajas en el corto, mediano y largo plazo es la ejecución de Sistemas de Planificación de Recursos Empresariales (ERP) que consiste en la adopción de software para la gestión de las diversas operaciones de una empresa de cualquier magnitud.

Sea cual sea su giro, son múltiples los beneficios de implementar un ERP, especialmente en tiempos en los que el mando a distancia es primordial para evitar el tráfico de personal y prescindir lo más posible del trabajo presencial, manteniendo en todo momento el control de las operaciones y procesos realizados por la empresa.

¿Le interesa implementar un sistema así?

En CIMATIC llevamos 17 años desarrollando los sistemas con lo más avanzado de la tecnología para atender las necesidades específicas de cada empresa, brindándoles seguridad en el manejo de su información, así como flexibilidad en cuanto a las funcionalidades del software, haciéndolo práctico y de sencilla implementación sin necesidad de engorrosas y constantes actualizaciones, lo que nos distingue frente a la competencia.

Entre los beneficios de obtener un ERP con nosotros, destacan la adaptación de nuestros sistemas a la dimensión de su empresa, enfocándose no sólo a las operaciones actuales sino con miras a la expansión a futuro; las versiones actuales de nuestro software son altamente estables, además de que la versión móvil permite acceso a todas las funciones, por lo que se puede lograr un control total a distancia, a diferencia de otros productos que sólo permiten algunas actividades limitadas.

CIMATIC ofrece un ERP amigable, de fácil implementación y que acompaña en todo momento a los usuarios de empresas que han decidido eficientar la administración y gestión de los distintos procesos para mejorar sus prácticas y enfocarse en el crecimiento, en la calidad de sus productos-servicios y la atención a clientes. 

Los beneficios de obtener un ERP incluyen la solución a las necesidades de contabilidad y finanzas, así como el control total de inventarios, compras, ventas y demás eslabones en la cadena productiva del negocio.

A diferencia de otros productos en el mercado, nuestro software no requiere de una fuerte inversión en infraestructura que ligue el sistema a equipos específicos, lo cual genera gastos no sólo para la adquisición de los dispositivos, sino a mediano plazo para el mantenimiento y adecuaciones necesarias para las actualizaciones. 

Además, en contraste con lo que algunos proveedores ofrecen, nuestro equipo de trabajo está integrado de tal forma que no es necesario acudir con el especialista en cada área para resolver alguna duda o cualquier eventualidad que se llegara a presentar. La atención y el seguimiento de cada proyecto se realiza de manera específica y personalizada.

Uno de los principales beneficios de obtener un ERP es la capacidad de eficientar los gastos, el tiempo y los recursos de la empresa. Un ERP brinda esta posibilidad al centralizar en un sólo sistema el manejo de los procesos de la empresa, sin necesidad de establecer software para cada una de las cadenas de producción y administración, posibilitando un manejo más transparente y asertivo de las operaciones del negocio.

Ciertamente, las crisis generan temor a quienes toman decisiones y llevan el mando en una empresa, pero es importante ver en estas situaciones el momento para tomar un impulso y establecer de forma definitiva prácticas orientadas al crecimiento y la prosperidad de las organizaciones y sus equipos de trabajo. 

Un ERP integra la administración y el control de las diversas áreas de una empresa, lo que libera esfuerzos y tiempo que pueden orientarse a las actividades en las que se especializa el negocio, lo que le permitirá enfocarse en su expertise y propiciar un fortalecimiento frente a los clientes y hacia dentro de la misma empresa.

 

Me interesa saber más