Cimatic

ADMINISTRACIÓN DE ACTIVOS CON EAM

Mantener los activos empresariales con EAM-ERP

El mantenimiento y buen aprovechamiento de los activos de una compañía es una de las tareas obligadas para cualquier empresa con miras al progreso. Los sistemas EAM (Enterprise Asset Management, o Administración de los Activos Empresariales) son las opciones adecuadas para las compañías que deseen mantenerse a la vanguardia en lo que refiere a la maximización del valor de los bienes y activos corporativos, ubicándose en una posición comparable a la de los sistemas ERP. Si bien hicieron su aparición a comienzos de la década de 1990, el potencial que albergan estos sistemas aún no ha sido dilucidado por completo.

Por lo general, un sistema EAM incluye la administración de las construcciones, plantas, complejos, equipamientos, junto a su operación y correcto mantenimiento. Uno de los objetivos de una buena administración de los activos empresariales es obtener mejoras a mediano y largo plazo en los desempeños de producción, reduciendo costos operativos y expandiendo los horizontes de la empresa. El nuevo paradigma EAM combina la búsqueda de la máxima rentabilidad de los activos de una compañía con una inversión mínima, evitando gastos innecesarios por equipamientos inactivos y costos agregados de mantenimiento.

Razones para implementar un EAM

Durante los últimos años, distintos factores han tenido incidencia en las operaciones de gestión de activos empresariales. Los costos de mantenimiento operativo resultan excesivamente costosos si deben ser abordados a partir de sistemas individuales. Un sistema EAM centralizado permite contar con las herramientas fundamentales para conservar un buen índice de mantenimiento global y optimizar los niveles de productividad generales de una empresa. Por otra parte, un sistema EAMcuenta con ventajas a nivel soporte de usuarios, asociándose de manera efectiva con sistemas dinámicos para controlar los procesos de reclamo de garantías. La identificación de las distintas instancias que producen pérdidas para una compañía es un elemento clave para poder asegurar la continuidad de la empresa.

Las prestaciones de un sistema EAM

La variedad de soluciones que incluye un sistema EAM va mucho más allá de la optimización en mantenimientos operativos. Entre las ventajas fundamentales de un sistema EAM se cuenta la posibilidad de implementar mejoras en la realización de inventarios, organizando registros dinámicos de compra de suministros a corto plazo e invirtiendo en refacciones económicas. Asimismo, un EAM permitirá predecir de manera eficiente los tiempos de producción para distintas plantas de manera diferenciada, registrando posibles fallas y evaluando eventuales mejoras en tiempo real. La gestión de riesgos y el abanico de respuestas disponibles ante eventuales imprevistos también serán ampliados. Los sistemas EAM, al mismo tiempo, ofrecen funciones especiales para programar reparaciones o mantenimientos periódicos. El mantenimiento operativo de una compañía incluirá aspectos preventivos, correctivos y dará lugar a la predicción de posibles fallas y errores a distintos niveles de una cadena de producción. La implementación de un sistema EAM, por otra parte, nos permitirá saber a ciencia cierta cuáles son los momentos indicados para realizar el mantenimiento o reparación de distintos activos empresariales, considerando en último lugar la instancia del reemplazo o la reconstrucción total.

Me interesa saber más de ERP