Río Tiber 66, Del. Cuauhtémoc, C.P. 06500, Ciudad de México.

LOS TESTEOS Y ERP (ENTERPRISE RESOURCE PLANNING)

El testeo periódico como hábito

Una de las características comunes a todos los sistemas informáticos es su necesidad de ser sometidos a diferentes testeos y pruebas preliminares. En el caso de los paquetes ERP —Enterprise Resource Planning, o de Planeación de Recursos Empresariales—, los testeos deberían ser parte integral de los proyectos de instalación e implementación. Una vez el sistema está funcionando de forma adecuada es necesario hacer una serie de chequeos y revisiones orientados a seguir incorporando mejoras.

Para garantizar la funcionalidad de un paquete ERP (Enterprise Resource Planning) de forma permanente hay que efectuar un mantenimiento, actualización y pruebas de errores de manera habitual. Si bien los testeos preliminares son necesarios para el lanzamiento del sistema en las primeras semanas, si no se los sigue implementando de forma consistente tarde o temprano las consecuencias pueden llegar a ser bastante graves. Los testeos permiten evitar estos inconvenientes de manera rápida y segura.

Después de un cambio, testeo

En todo sistema ERP (Enterprise Resource Planning) siempre se necesitan aplicaciones adicionales para cubrir diferentes requerimientos que van surgiendo sobre la marcha. Las extensiones de ERP (Enterprise Resource Planning) son de fácil instalación, pero requieren de controles posteriores para asegurarse de que todo seguirá funcionando de forma adecuada.
Es posible que la instalación de una nueva extensión en una aplicación afecte de forma inesperada a otras aplicaciones o a sus extensiones. La única manera que existe de descartar posibles problemas es aplicando testeos consistentes. Si bien es una tarea un tanto aburrida y pesada es el método más seguro que existe para prevenir un mal mayor.

Cómo es el proceso de testeo

Para garantizar los mejores resultados en el testeo de un sistema ERP (Enterprise Resource Planning) lo más recomendable es efectuar un testeo en etapas. En primer lugar se hará el testeo de los componentes individuales y de los distintos módulos del sistema. Por último, se implementará un testeo del sistema completo.
Puede ser útil, de forma preliminar, planear cómo será el proceso de testeo ERP (Enterprise Resource Planning) que vamos a aplicar. En esta instancia determinaremos los componentes individuales a ser testeados, los procesos que nos interesa testear en paralelo y las aplicaciones que muestran errores con más frecuencia. Los escenarios que tenemos que testear, por lo demás, deben ser lo más variados posibles. En cada uno de ellos hay que especificar una serie de resultados esperados que nos interesa recibir (esto facilitará el control y nos allanará el camino para detectar errores con mayor velocidad). Cuando tengamos los datos y la información final del testeo ERP (Enterprise Resource Planning) tendremos que valernos de alguna herramienta en particular que nos ayude a cotejar y comparar los resultados.

El paso final con el que el testeo quedará completado será la utilización de algún tipo de testeo completo en el que se integrarán todas las unidades. Una buena idea para un testeo ERP (Enterprise Resource Planning) final es el de comprobar la solvencia del sistema para responder bajo condiciones de extrema presión. Con diferentes recursos informáticos se pueden simular transferencias de grandes volúmenes de información para comprobar cómo responde el paquete ERP (Enterprise Resource Planning).

0 Comments